Las 5 amenazas cibernéticas más frecuentes

Recursos | Blog

14 noviembre 2022

Las 5 amenazas cibernéticas más frecuentes

La posibilidad de que la seguridad de la información de nuestras empresas se vea comprometida por un delito cibernético es cada vez mayor. En México, en lo que va de 2022, se han registrado más de 80 millones de ciberataques en compañías de diferentes tipos, giros y tamaños, por lo que esta problemática debe atenderse con prioridad.

 

conectividad multinube

 

Pero, ¿qué es una amenaza cibernética?

 

Se trata de un riesgo que pone en peligro la información en diversas formas y niveles; puede ser el robo de datos, el secuestro de la información o la eliminación de los mismos, así como la instalación de software dañino o virus, por mencionar solo algunos.

El estar vulnerable a este tipo de ataques puede comprometer la información clave y confidencial de la organización, poniéndola a disposición de externos que no deben conocerla –como la competencia o, incluso, redes criminales– y dificultando la comunicación con clientes, proveedores y usuarios en general, lo que puede afectar la imagen y reputación de las empresas, o peor aún, provocar grandes pérdidas económicas.

 

 

estrategia multinube

 

 

 

Ahora, para poder contar con estrategias de prevención o reparación de los daños, es importante identificar primero cuáles son los ataques más comunes. Estos son las 5 principales:

 

  1. Malware: Aunque en lo que va de 2022 se ha registrado una ligera baja, se mantiene como uno de los principales riesgos. Este ataque consiste en la instalación de programas dañinos en los sistemas informáticos, y tiene como propósito robar o borrar datos personales, financieros o comerciales.
    Sus variantes se conocen como: virus, gusanos, caballos de Troya, software de rescate, spyware, adware o software de miedo.
  2. Secuestro de datos o ransomware: Esta puede ser una de las palabras que más asusta a los responsables de TI. Consiste en encriptar los datos organizacionales y, literalmente, secuestrarlos, impidiendo que la empresa pueda usarlos.
  3. Malware “nunca antes visto”: A pesar de que muchos de los ataques cibernéticos por malware mantienen patrones y características similares –incluso programas o virus comunes ya identificados– la industria del hackeo cada vez se especializa más. Como su nombre lo indica, se trata de virus, programas dañinos o malware que no se habían visto con anterioridad, o que presentan algunas variables con respecto a los tradicionales; también pueden ser únicos o nuevos, y no solo implican mayor inversión de tiempo para eliminarlos, sino también para corregir los daños que causan.
  4. Malware en el IoT: El IoT o “internet de las cosas” representa un blanco fácil para los ciberdelincuentes. Estos representan una puerta de entrada para sistemas administrativos u operativos complejos, y pueden tener implicaciones importantes en la informática del negocio, como la interrupción en sus servicios, pérdidas económicas o el impacto en la comunicación hacia sus públicos externos.
  5. Ataques cifrados: Una forma de proteger la información confidencial es utilizar redes cifradas, lo que garantiza que solamente el receptor pueda tener acceso a los archivos; sin embargo, la sofisticación de la ciberdelincuencia ha logrado penetrar en estas redes y sistemas, accediendo a esa información privada y delicada.
    Los atacantes encuentran las debilidades en las redes y utilizan el mismo código de cifrado para acceder sin ser detectados. Con esta acción pueden instalar malware para borrar, robar o secuestrar los datos.

 

Actualmente, estas son las amenazas de ciberdelincuencia más recurrentes. Una de las puertas de entrada que buscan los atacantes son los accesos remotos de los usuarios y la vulnerabilidad y falta de solidez de las medidas de seguridad que tienen.

 

La realidad es que estas situaciones se pueden prevenir, pero es muy importante tomar las medidas necesarias para hacerlo; por ejemplo, con la instalación de programas adecuados, así como la capacitación de los usuarios para mantener y cumplir las medidas de seguridad. En ese sentido, contar con un asesor experto en la materia, como MCM Telecom es fundamental.

 

Servicios como Cloud Firewall, SASE y Data Protect de MCM Telecom, pueden ayudar a prevenir y recuperarse de ciberataques, así como minimizar los efectos negativos, por ejemplo, la pérdida de información, clientes y reputación en caso de presentarse, ya que cada minuto cuenta cuando se trata de recuperar información.

 

Autores


Redacción MCM

conectar

Industrias relacionadas


Comparte este artículo con tu red

Contacta a nuestros expertos en ventas y soluciones

Contáctanos

Hablar con un asesor:
55 5350 0100